jueves, 20 de junio de 2013

EL NEGOCIO DEL SIGLO 21 Robert T. Kiyosaki, Kim Kiyosaki y John Fleming

editorial alfaguara EL NEGOCIO DEL SIGLO 21 John Fleming Kim Kiyosaki recomedados literarios Robert T. Kiyosaki
EL-NEGOCIO-DEL-SIGLO-21-Robert-T-Kiyosaki, Kim-Kiyosaki-John-Fleming
“Si deseas un futuro sólido, necesitas crearlo. La única forma de que asumas el control de tu futuro es haciéndote cargo de tu fuente de ingresos. Necesitas tener tu propio negocio”.
Robert T. Kiyosaki

La obra

El problema no es la economía; el problema, eres tú.

En este libro, Robert T. Kiyosaki establece las razones por las cuales el network marketing es la mejor manera para que la persona promedio de hoy pueda construir un importante activo que le permita vivir y retirarse anticipadamente con libertad financiera.

Kiyosaki explica por qué el antiguo método de la época industrial para tener éxito financiero ya no funciona totalmente en la era de la información: obtener una buena educación, encontrar un buen trabajo, trabajar duro durante cuarenta años, jubilarse y en el mejor de los casos, invertir en acciones y bienes inmuebles, no son suficientes para crear seguridad y estabilidad en los ingresos personales de hoy, es decir, solidez financiera.

El autor presta su credibilidad en esta nueva estructura y dinámica empresarial que ofrece todas las ventajas de un negocio enorme, con mínimo riesgo, gasto y complejidad. Es un formato de operación revolucionario que se basa más en la comunicación, liderazgo y habilidades de trabajo en equipo. No requiere una educación universitaria o de grandes inversiones para construir ingresos superiores, no hay techo de ganancias, no hay necesidad de abandonar el trabajo para iniciar este tipo de tratado hasta haber alcanzado un nivel de recursos que iguale o supere el del trabajo tradicional.

Robert T. Kiyosaki Habla sobre su obra

- “Una vez le pregunté a un grupo de alumnos quién sabía hacer una hamburguesa más rica que la de McDonald’s. Casi todos levantaron la mano. Bueno, si hacer una buena hamburguesa es un talento, ¡el mundo está lleno de gente talentosa! Pero muchas veces los talentosos son pobres y tienen problemas económicos no por lo que saben, sino por lo que no saben. Se concentran en hacer la mejor hamburguesa –o el mejor libro, como la periodista de Singapur– en vez de en vender y distribuir el producto. Mc Donald’s puede no cocinar la mejor hamburguesa, pero es insuperable en vender y distribuir la hamburguesa básica”.

– “Cuando era pequeño mi padre rico me dijo: "Empieza por dejar de ser un analfabeto financiero". Así que recomiendo aprender sobre el tema. Luego, nunca nadie será realmente rico como empleado. A veces conviene mantener el trabajo que uno tiene, al menos al principio, pero ir poniendo el dinero que se gana a trabajar para nosotros. Y cuando haya que dar el gran salto, la gente inteligente es la que contrata gente más inteligente que ella para trabajar. Siempre me sorprende que se deje un 10 o 15 por ciento de propina en un restaurante aún cuando le sirvieron pésimo y en cambio no se quiera pagar un buen profesional que lo asesore”.

– “¿Sabes dónde perdí mucha, mucha plata? ¡En la Argentina! Con una empresa que buscaba petróleo en Córdoba, que no funcionó. Igual, me divertí, y eso es lo fundamental. La mayor parte de la gente nunca gana porque tiene miedo de perder. Eso es lo que me parece, también, tan tonto de la escuela. En el aula nos enseñan que los errores son algo malo. Y los ganadores no tienen miedo a perder. Ese es su mayor secreto. Odian perder, pero no temen perder, que es algo muy distinto. La gente que evita el fracaso también evita el éxito. Además, hay que empezar temprano. Mi papá rico decía que lo mejor es fundirse por primera vez antes de los 30 años, así uno tiene tiempo de recuperarse”.

– “Mi padre rico, cuando estaba en las malas, igual daba a la iglesia o a su institución de caridad favorita. Si pudiese transmitir una sola idea, sería ésa. Cuando uno está corto de dinero, o siente la necesidad de algo, lo mejor es dárselo a los demás y volverá a uno en caudales. Esto es verdad para el dinero, pero también para la amistad y el amor. Creo mucho en el principio de reciprocidad. Yo quiero dinero, así que doy dinero y el dinero vuelve a mí multiplicado. Así funciona todo. El mundo es un espejo de nosotros mismos”.


Extractos de…El negocio del siglo XXI

Las reglas cambiaron

“Vivimos tiempos difíciles. Los últimos años nos han traído un desfile constante de miedo y pánico que se refleja en los encabezados de los periódicos, en las salas de juntas y en las cocinas de todo Estados Unidos. La globalización, las importaciones, los decrementos, los remates, las hipotecas subprime, las coberturas tipo swap, los esquemas Ponzi, los fiascos de Wall Street, las recesiones… Una mala noticia tras otra”.

“En los primeros meses de 2009, los despidos en empresas estadounidenses alcanzaron la cifra de un cuarto de millón al mes. Ahora que escribo esto, a finales de 2009, la tasa de desempleo es del 10.2 por ciento y sigue en aumento. Asimismo, la situación de las personas que lograron conservar su empleo pero que vieron disminuidas sus horas de trabajo y los honorarios pagados por las mismas, es aún peor. La estrepitosa caída en el empleo es una epidemia a la que muy pocos son inmunes. De los ejecutivos y mánagers de nivel medio, a los empleados administrativos y los de escritorio; de los banqueros a los empleados de ventas al menudeo, todo mundo está en riesgo. Incluso la industria del cuidado de la salud que, hasta hace poco, era considerada una zona de empleos seguros, sufre recortes en su fuerza de trabajo de manera significativa”.
En una encuesta realizada en 2009 por USA Today, 60 por ciento de los estadounidenses dijeron que consideraban que la situación económica actual representaba la mayor crisis en sus vidas.

Te lo dije

“No quisiera salir con el típico: “Te lo dije”, pero… Te lo dije. Lo he repetido durante años: Ya no existen los empleos seguros. El Estados Unidos corporativo del siglo XXI es un dinosaurio que tiembla porque está al borde de la extinción, y la única manera de que puedas tener un futuro seguro es que asumas el control del mismo”.

“Aquí te presento lo que escribí en 2001, en un libro intitulado, La escuela de negocios para la gente a la que le gusta ayudar a otros: En mi opinión, los Estados Unidos y muchas otras naciones occidentales sufrirán un desastre económico que se avecina, y que será ocasionado porque el sistema educativo ha fallado y no ha podido ofrecerles a sus estudiantes un programa de educación financiera realista, de manera adecuada”.

Es un nuevo siglo

“Siendo niño, mis padres me enseñaron la misma fórmula del éxito que seguramente te dieron a ti: ve a la escuela, estudia con ahínco y obtén buenas calificaciones para que puedas conseguir un empleo seguro, bien pagado y con prestaciones. Y entonces, tu empleo se hará cargo de ti.

Sin embargo, la anterior es una noción de la era industrial, y nosotros ya no estamos en ella. Tu empleo no se hará cargo de ti. El gobierno tampoco se hará cargo de ti. Nadie lo hará. Es un nuevo siglo y las reglas ya cambiaron”.

“Mis padres creían en la seguridad de tener un empleo, en las pensiones de las empresas, en Seguridad Social y en Medicare. Pero todas estas son ideas desgastadas y obsoletas, remanentes de una época que ya se fue. En la actualidad, la seguridad de tener empleo es sólo una broma, y la mera noción de tener un trabajo de por vida en una sola compañía —ideal que con tanto orgullo defendió IBM en sus buenos tiempos—, es tan anacrónica como una máquina de escribir”.

Que no te vuelvan a engañar

“En este preciso momento el desempleo continúa creciendo. Para cuando termines de leer estas palabras, ¿quién sabe? La situación podría haber cambiado. No te engañes, cuando el valor del empleo y los bienes raíces vuelvan a girar y el crédito se afloje de nuevo, como inevitablemente sucederá, no vuelvas a ceder ante la sensación de falsa seguridad que los metió, a ti y al resto del mundo, en este desastre financiero desde el principio”.

“En el verano de 2008 los precios de la gasolina subieron hasta cuatro dólares por galón. Las ventas de camionetas se desplomaron como piedra y, de repente, todo mundo andaba en un automóvil pequeño o híbrido. Pero piensa en lo que sucedió después: para 2009 los precios ya habían bajado a dos dólares y, ay, Dios mío, ¡la gente volvió a comprar camionetas!

¡¿Cómo?! ¿De verdad creemos que los precios van a permanecer así de convenientes? ¿Que bajaron para siempre y que, por tanto, es bastante lógico comprar autos que consumen gasolina a lo loco? ¿En serio podemos ser tan ciegos? (Estoy tratando de ser amable, pero la palabra que usaría es “estúpidos”.)”.
El hilo de plata

“Ya escuchaste una enorme cantidad de malas noticias sobre la economía. ¿Estás listo para las buenas nuevas? Bien, pues las malas noticias son también las buenas. Te diré lo mismo que a la revista Time: Una recesión es el mejor momento para comenzar tu propio negocio. Cuando la economía se desacelera, el espíritu empresarial se aviva como una estufa de leña bien provista en una fría noche de invierno”.
Pregunta: ¿Qué tienen en común los imperios de Microsoft y Disney además de que ambos son exitosos negocios multimillonarios que se han convertido en marcas reconocidas en todo el mundo?

Respuesta: Que ambos se iniciaron durante una recesión.

De hecho, más de la mitad de las empresas que conforman el promedio industrial del Dow Jones empezaron a funcionar en una recesión. ¿Por qué? Es sencillo: en tiempos de incertidumbre económica, la gente se vuelve creativa. Las personas salen de su zona de confort y toman la iniciativa para lograr salir adelante. Es parte del antiguo y sano espíritu empresarial estadounidense en su máxima expresión. Cuando la situación se pone difícil, los más valientes sacan lo mejor de sí.

Los autores
Robert-T-Kiyosaki

Kim-Kiyosaki
John-Fleming

Formato: 15 x 24 cm
Colección: Aguilar
Páginas: 310
ISBN: 978-607-112-236-0
PVP: $39.000
Si te gustan nuestras actualizaciones no
olvides compartirlas y comentarlas
@revistawhatsup  #aficionescolombia
Click sobre la imagen
 y unete a nuestro facebook

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup @ / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Carreta Literaria - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE