lunes, 3 de junio de 2013

Lo nuevo de Suma de Letras - La sumisa insumisa de Rosa Peñasco

editorial alfaguara La sumisa insumisa Letras literarios nuevo prisa ediciones recomendados revista whats up Rosa Peñasco santillana Suma
La sumisa insumisa
Si te gustó Las cincuenta sombras de Grey te encantará esta.
 Premio de Novela Ciudad de Irún

Lo-nuevo-de-Suma-de-Letras-La-sumisa-insumisa-de-Rosa-Peñasco

Paula es trabajadora, treintañera, hiperactiva, freelance, divertida y ávida de experimentar la vida. Su curiosidad la lleva a un mundo totalmente inédito para ella: los chats eróticos. Lo que en principio comienza como un merodeo divertido por distintas salas acaba convirtiéndose en algo más en el momento en que conoce a AMOSAPIENS, un usuario con el que habla habitualmente acerca de su forma de entender el sexo y del que recibe continuas insinuaciones sobre la posibilidad de fantasear con una relación de dominación entre ambos. Aunque Paula es reticente, poco a poco comenzará a conocer las reglas de un mundo que acaba por no ser tan descabellado como le parecía y a cuestionarse sus propios límites.

  • «Rosa Peñasco escribe con soltura, con mucha picardía y sentido del humor. Paula es una verdadera AMA-de-los-juegos-de-palabras y es de esa que esconde sus inseguridades detrás de una buena ironía».
Blog El hechizo del narguile

Extractos de…
La sumisa insumisa 

Un viaje hacia la fusta

 Si hace menos de un mes, alguien me hubiera dicho que hoy iba a estar en un tren camino de Oviedo, para ponerme en manos de un desconocido que encontré en la sala de Amos y sumisas de uno de los cientos de chats que pululan por la red, habría pensado que estaba drogado, que me estaba poniendo a prueba, que tenía mucha imaginación o que su aburrida vida erótica le hacía inventar cosas tan rocambolescas como ávidas de buscar, desesperadamente, la chispa que perdió su cama tiempo atrás...
Pero lo cierto es que aquí estoy, sin querer o sin poder escapar de mi aventura, mi perdición, mi secreto, mi curiosidad, mi gloria, mi lujuria o todo a la vez y, sobre todo, sin poder escapar del juego y la seducción de ese desconocido de Oviedo que se hace llamar AMOSAPIENS. Y conste que no digo Amosapiens, AmoSapiens, o ni siquiera AMO-Sapiens, sino AMOSAPIENS, ¡con mayúsculas! ¡Muchas mayúsculas! ¡Todo en mayúsculas! Mayúsculas —según dice— de AMO, mayúsculas de Dominante, y mayúsculas de Dueño y Señor de las riendas en materia erótica.
Es inevitable, pero todo lo que hago últimamente, incluyendo sobre todo este viaje, lo vivo con la extraña sensación de que mi aventura con AMOSAPIENS va a borrar de un plumazo el camino de vuelta. ¿Estará contribuyendo el avance del tren a esta sensación de vértigo? Sí, ya sé que es lógico que un tren avance, y por muy enajenada que haya estado y siga estando, ¡hasta aquí llego! Entre otras cosas, es normal que el tren avance, primero porque la razón de ser de cualquier tren es, precisamente, avanzar, y segundo, porque de lo contrario se caerían en un abrir y cerrar de raíles, Renfe, el Ministerio de Fomento y muchas instituciones y organismos que, si soy sincera, ahora me importan nada y menos, y menos que nada.
Quiero decir que cada metro que recorre estegusano de hierro es un metro que me acerca a un
AMO, experto en lo que para él es el arte del BDSM o, en palabras y expresiones de andar por casa, dominantes y dominados, sádicos y masoquistas, látigos, cuerdas, esposas, fustas y otros juguetitos con los que, dicho sea de paso, no sólo no he jugado en mi vida sino que, para más ironía, no los he visto ni de lejos salvo en algún especial de ese programa de televisión que presentaba una tal..., ¿cómo se llamaba?, ¿seré idiota? ¡Pero si lo tengo en la punta de la lengua...! ¿Era...? ¿Cómo era? ¡Ni idea! En fin. ¡Vaya memoria la mía!
Soy incapaz de analizar la razón, pero hoy, último viernes de marzo, me he atrevido a llegar hasta este Talgo que, según insinúa el billete, se propone llegar a Oviedo entre la una y media y las dos de la tarde. ¿Será posible? Por mi cabeza acaba de cruzar la idea de que hasta el tren es sádico, ¿o no es sádico elegir las inhumanas e intempestivas ocho de la mañana, para salir de la estación de Chamartín? ¿No es sádico el madrugón, el estrés por la ropa, la maleta, los atascos y esa zozobra nocturna que apenas me ha dejado dormir? En fin, una mala noche la tiene cualquiera, pero a este paso voy a empezar a preocuparme por el tema sueño porque, entre cha teos con Amos y sumisas, sádicos, masoquistas y conversaciones con AMOSAPIENS, hace más de un mes que apenas descanso.
No sé nada. Bueno, sería más correcto decir casi nada porque al menos sé que esta brillante frase es de Sócrates. Y no, no es que quiera copiar al maestro, es, sencillamente, que no puedo saber quién es esta mujer que debe poner sus posaderas en el vagón 25, asiento 74 con ventana, del Talgo Madrid Oviedo, al tiempo que en una especie de arrebato literario sonríe pensando que, aunque de lejos y sólo en el sentido más abstracto del término, se parece algo a la protagonista de Las edades de Lulú.
Posaderas... ¿Seré necia? ¿Cómo es posible que mis neuronas decidan aterrizar en las posaderas precisamente ahora? ¿Cómo no recordar que en este mes, además de otros regalitos eróticos relacionados con mi trasero, me han dado cientos y cientos de golpes, latigazos y fustazos virtuales en esa parte de mi anatomía?
¡Bufff! Lo cierto es que me pongo mal con la idea de los azotes, la fusta y las habituales nalgadas cibernéticas; sobre todo si recuerdo cómo AMOSAPIENS me habló del BDSM o esas siglas que no conocía y que, solícito, pronto se empeñó en traducir: B, de Bondage o ataduras. D, de Disciplina o Dominación. S, de Sadismo. M, de Masoquismo. ¡BDSM! ARTE del BDSM, lo llamaba él. No práctica del BDSM. No afición por el BDSM. No técnica del BDSM. Ni siquiera arte del BDSM, sino filosofía de vida y ARTE, ¡con las mismas mayúsculas que su condición de AMO!


La autora
Rosa Peñasco. 
Foto Archivo particular
Lo-nuevo-de-Suma-de-Letras-La-sumisa-insumisa-de-Rosa-Peñasco
Rosa Peñasco escribe desde siempre, aunque se la comience a conocer como novelista con La sumisa insumisa (novela ganadora del premio literario Kutxa Ciudad de Irún 2006 y finalista del Premio de Novela Ciudad de Badajoz 2006). Antes había compaginado su trabajo como profesora en la universidad con la escritura de ensayos de gran repercusión nacional e internacional, como La copla sabe de leyes, editado por Alianza en 2000 y prologado por Carlos Cano, y Mobbing en la universidad, publicado por Adhara en 2005 y prologado por Cristina Almeida e Iñaki Piñuel.

La literatura infantil también forma parte de su biografía con los cuentos El corazón no sabe matemáticas (Biblioteca de Autores Manchegos) y No hay yo sin tú (primer premio en el certamen del cuento infantil Más cuento que Calleja). Rosa también ha escrito guiones de cine, relatos, cuentos, otros ensayos peculiares e incluso varios libros de poesía, como Vuelve Afrodita, por favor, vuelve (finalista del Premio de Poesía Ciudad de Badajoz) o Apuntes, ¡FUEGO!, un compendio sarcástico que ironiza sobre las distintas materias universitarias.


La mayoría de sus trabajos se encuentran inéditos y entre ellos no es difícil encontrar infinidad de relatos, cuentos, poemarios, epigramas, poesía infantil, guiones, otros ensayos y, sobre todo, novelas, como Diecisiete cartas para Marta, Las mujeres que dijeron no, Campus de minas, Siete vidas para un alma, la novela policiaca Si muero o desaparezco o la novela irónica Doctor Libido, supongo, dedicada al genial José Luis Coll.



Colección: Suma de Letra
Formato: 15 x 23 cm
Páginas: 400
ISBN: 978-848-365-454-5
PVP: $41.000


Si te gustan nuestras actualizaciones no
olvides compartirlas y comentarlas
@revistawhatsup  #aficionescolombia
Click sobre la imagen
 y unete a nuestro facebook

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup @AficionesCol / Instagram @siganenconexion

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Carreta Literaria - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE