domingo, 23 de febrero de 2014

“MIS AÑOS DE GUERRA”, UN LIBRO DE LEÓN VALENCIA QUE DEJA VER UNA COLOMBIA MÁS ALLÁ DEL CONFLICTO ARMADO

2014 ARMADO colombia CONFLICTO editorial alfaguara LEÓN VALENCIA libro literarios MIS AÑOS DE GUERRA recomendados revista whats up
    MIS-AÑOS-DE-GUERRA-LIBRO-LEÓN-VALENCIA-2014
  • Prisa Ediciones edita bajo el sello Aguilar “Mis años de guerra”, publicado inicialmente en el año 2008.
  • León Valencia revela en esta obra los detalles de su vida como integrante del ELN, las motivaciones que lo llevaron a ser parte de este grupo insurgente, su paso por el comando central y su posterior decisión de dejar las armas.


“Muchas personas, entre ellas altos funcionarios del gobierno y el propio presidente Álvaro Uribe, me han pedido que cuente la verdad. Me exigen que le diga al país lo que hice en la guerrilla y quiénes fueron mis amigos. Se han molestado bastante por mi participación en las investigaciones académicas sobre la parapolítica y porque, desde mis columnas, he adelantado un debate sobre el grave daño que le ha hecho a la democracia colombiana la utilización de la violencia en la competencia política”. 

De esta manera, León Valencia Agudelo, actual Director de la Fundación Paz y Reconciliación, inicia “Mis años de guerra”, un libro publicado por primera vez en el 2008 y que en esta nueva edición bajo el sello Aguilar revisada por el propio autor, se convierte en una ventana que deja ver una Colombia después de la guerra.

El autor revela en esta obra los detalles de su vida como integrante del ELN, las motivaciones que lo llevaron a ser parte de este grupo insurgente, su paso por el comando central y su posterior decisión de dejar las armas.

Escrito en primera persona y dividido en cuatro capítulos: La traición y la vergüenza, Ilusión, Miedo y Desencanto, León Valencia narra en un estilo único la historia violenta de un país de la cual ha sido protagonista.

En sus 286 páginas, intenta reconocer su parte de responsabilidad en la guerra colombiana y expone por qué optó por la paz. “Quiero ofrecer la memoria de mi pasado por la guerrilla. Contar esa historia como la vieron mis ojos. Como la vivió mi corazón. Contar cómo llegué hasta allí y cómo salí. Será, seguramente también una memoria controversial. Aspiro, eso sí, a que sea honesta conmigo mismo y con los demás”, señala el escritor.
leon-valencia-agudelo-escritor-2014

León Valencia Agudelo es el Director de la Fundación Paz y Reconciliación, desde donde contribuye a la construcción de la paz y a la feliz convivencia en Colombia y en el mundo. Fue miembro del comando central del grupo guerrillero ELN en la década del ochenta y en 1994 participó en la firma de un acuerdo de paz con el gobierno nacional que lo llevó a su reintegración a la vida civil. Es miembro del Grupo de Memoria Histórica, miembro fundador del portal independiente www.las2orillas.co y columnista de la revista Semana.

Primeras páginas 

“Era una noche lluviosa de mayo de 1987. El río Cauca, que nunca es apacible, estaba más agitado que de costumbre. Los relámpagos rompían de cuando en cuando una inmutable oscuridad. Iba en una canoa de madera de un metro y veinte centímetros de ancho por seis de largo, impulsada por un pequeño motor fuera de borda. Me acompañaban seis guerrilleros casi adolescentes y Sepúlveda, un hombre de no más de veinticinco años quien los comandaba. 

Estaba nervioso, incómodo, apeñuscado, sintiendo los goterones de lluvia sobre mis hombros, en esa barca estrecha que se bamboleaba ante el embate del río encabritado. Los muchachos habían ido a recogerme a un lado de la carretera que va de Medellín a la Costa Atlántica, a la altura del municipio de Tarazá, y me habían embarcado apresuradamente, como si sintieran en el aire un peligro inminente. 

Estábamos justo en la mitad del río cuando, de la orilla de donde habíamos partido, salieron varios disparos de fusil. Los guerrilleros se movieron con tanta rudeza que la pequeña embarcación estuvo a punto de dar una vuelta completa y lanzarnos a todos al agua. Se habían acomodado para responder a la agresión y habían movido el cerrojo del arma al unísono para llevar las balas a la recámara. 

El chasquido de las armas anunció lo peor. Pero Sepúlveda impidió que abrieran fuego y les ordenó que permanecieran quietos, en silencio y con las linternas apagadas. Aunque los muchachos no dispararon, mantuvieron el dedo en el gatillo y el cuerpo tenso como una cuerda de acero a punto de reventar. Nos deslizamos río abajo buscando la otra orilla, poniendo sordina al motor, tratando de que el rumor de las aguas se tragara el ruido de nuestro miedo. 

Sonaron muchos disparos graneados durante diez o doce minutos, pero logramos cruzar sin percance. Fue el aviso infame de que en los años siguientes tendría a la muerte rondándome muy cerca. Esa vez me había salvado la serenidad y la destreza de un mando que tuvo la perspicacia suficiente para saber que nuestra respuesta agregaría más luz y sonido a los rayos del cielo y que nos habría vuelto un blanco fácil de quienes querían alcanzarnos”.

Tomado de la página 27 y 28 del libro

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup @ / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Carreta Literaria - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE