lunes, 24 de noviembre de 2014

JAIME BAYLY / La lluvia del tiempo

alta editorial random house JAIME BAYLY Lalluvia del tiempo literarios mundo periodista política recomendados retrato revista whats up televisión títere
La obra 

Un retrato despiadado e hilarante del mundo de la televisión y la alta política, en el que Jaime Bayly no deja títere con cabeza. 
JAIME-BAYLY-La-lluvia-del-tiempo

La vida del joven y exitoso periodista televisivo Juan Balaguer está a punto de tambalearse pero él aún no sospecha nada. Todo empezará con la llamada de Soraya Tudela, una chica de 14 años. “Si de verdad eres un periodista independiente, invítame a tu programa” le dice y a continuación le explica que es la hija no reconocida de Alcides Tudela, favorito en todas las encuestas para convertirse en el próximo presidente de Perú. 

A partir de ese momento, los acontecimientos y las intrigas se precipitan con chantajes, sobornos, luchas de poder y decisiones imposibles. Para empezar, ¿qué debe hacer Juan? Si invita a su programa a Soraya y a su madre, se enfrentará con el poderoso y temible Alcides, al que él siempre ha apoyado y que hasta le ha ofrecido una embajada si gana las elecciones. Pero si ignora la llamada y no entrevista a la niña, quedará en evidencia y pondrá en peligro su prestigio de periodista insobornable. 

Las cosas encima se complican porque Balaguer también deberá tener en cuenta los intereses de la cadena de televisión para la que trabaja y de su dueño, Gustavo Parker, un personaje tan poderoso y tan siniestro como Alcides. Juan le considera casi un padre y sabe que es una de sus mayores estrellas, pero conoce perfectamente su forma de actuar y la falta de escrúpulos de este pionero de la televisión en Perú. 

Bayly alterna a lo largo de toda la novela la narración del presente, de ese mes que transcurre desde la llamada de Soraya hasta las elecciones presidenciales, con distintos episodios que nos acercan al pasado de los personajes principales: el increíble ascenso de Alcides desde limpiabotas a candidato a la presidencia; la crueldad sin límites de Gustavo Parker, que le llevó a arruinar dos veces a sus propios hermanos; o la soledad y el progresivo aislamiento de Juan Balaguer. 

Tan solo la pequeña Soraya y quizá su madre se libran de la caústica mirada de Jaime Bayly, que una vez más retrata de forma magistral las pasiones humanas. La ambición se mezcla con las más sórdidas o divertidas escenas sexuales. El humor y el sarcasmo sirven, en este ocasión, para denunciar la corrupción política y la de los medios de comunicación, la hipocresía, la homofobia, el racismo, la cobardía, la codicia y los excesos de unos personajes a los que nunca les tiembla la mano a la hora de defender sus propios intereses, aún cuando eso suponga ir en contra de los de todo el país. 

En La lluvia del tiempo todos tienen algo que esconder y eso convierte esta novela en una sorpresa constante para el lector. Las alianzas se rompen casi con la misma rapidez que se fraguan y las traiciones se suceden. Siempre hay un vídeo pornográfico en algún cajón para hundir la vida de alguien o un maletín lleno de dólares para comprar la voluntad de quien se cruce en el camino de estos personajes.

PERSONAJES
JUAN BALAGUER 


“Por algo le decían el Niño Terrible, tenía fama de caprichoso, engreído, atrabiliario, de anunciar una cosa y hacer luego otra muy distinta, solo para tener más sintonía y fortalecer su imagen de periodista valiente, insobornable.”

Hijo de banqueros, empezó a estudiar Derecho, pero lo dejó para dedicarse al periodismo. Considera que le debe todo a Gustavo Parker, dueño del Canal 5, y tiene un fuerte sentimiento de lealtad hacia él. Lealtad, sí, aunque también miedo, porque detrás de esa fachada cínica y provocadora de Balaguer, se esconde una personalidad más bien insegura y débil. Su gran éxito, además, sólo ha servido para aislarle y hacerle cada vez más desconfiado. Abandonó a su familia y a sus amigos, y ahora está muy solo. 

Su mayor debilidad es el negro Mamanchura con el que se cita todas las semanas en un hotel para practicar sexo. Si su público o Parker supieran que Balaguer es gay y que encima tiene un amante de color, su carrera en la televisión se acabaría inmediatamente. La aparición de Soraya Tudela va a darle la oportunidad de actuar de forma honesta por primera vez en su vida, aunque si elige esa opción, el precio que tendrá que pagar por ello será muy caro. 

ALCIDES TUDELA 

“Alcides Tudela le había parecido siempre un embustero, un farsante, un sujeto impostado, de voz engolada, que fingía compadecerse de la suerte de los más pobres solo para llegar al gobierno y pavonearse por el mundo como un hombre de éxito, un cholo ganador, el jefe de la tribu, y luego hacerse amigo de reyes, millonarios, presidentes, y pasarse la vida borracho, diciendo naderías inflamadas y cortejando a escondidas a mujeres embobadas por su poder.” 

Está a punto de conseguir su gran sueño: convertirse en presidente de Perú. Es el favorito en todas las encuestan y faltan sólo cuatro semanas para las elecciones. Pero entonces aparece uno de los grandes errores de su vida: Soraya Tudela, una adolescente que dice ser hija suya, aunque él no está dispuesto a reconocerla ni a hacerse las pruebas del ADN. Hasta ese momento ha controlado el escándalo a base de sobornar jueces pero ahora se le puede ir de las manos y arruinar todos sus planes. 

Viene de un entorno muy humilde y tuvo que ponerse a trabajar como limpiabotas con sólo ocho años. Su vida cambió cuando conoció a una pareja de estadounidenses que se lo llevaron a su país con ellos. Allí pudo estudiar, aprender inglés y conocer a su mujer, la francesa Elsa Kohl, con la que está casado desde entonces y tiene una hija llamada Chantilly. 

Su primer millón lo ganó con sólo 24 años recaudando fondos para los damnificados de un terremoto en Perú. Por supuesto, se apropió de todo el dinero y las víctimas ni lo olieron. Cuando Lourdes se quedó embarazada de Soraya, él primero intentó convencerla de que abortara. Después, directamente, la tiró de su coche en marcha. 

GUSTAVO PARKER

 “El hombre más poderoso de la televisión peruana, y tal vez del Perú, incluso más que el presidente o el cardenal o el banquero más rico, nadie jugaba con el poder mejor que el legendario Gustavo Parker, que a sus sesenta y tres años era todavía un hombre lleno de energía y vitalidad, un seductor consumado.” 

A diferencia de Alcides, viene de una familia acaudalada y blanca. En lo que ambos se parecen es en su falta de escrúpulos y en su exceso de ambición y de codicia. Tiene muy mal perder y es capaz de actuar como un auténtico mafioso. Si la ocasión lo requiere, lo mismo organiza un secuestro que un atropello o deja a alguien en una silla de rueda de por vida de una paliza. Uno de sus grandes lemas es: “Las deudas nuevas hay que dejarlas envejecer y las deudas viejas no se pagan”. Quizá por eso debe casi 300 millones de impuestos que no tiene la menor intención de pagar. 

Su padre tenía una emisora de radio pero él decidió apostar por la televisión y fue quien la introdujo en Perú. Luego sus hermanos se metieron también en el negocio y Gustavo no paró hasta arruinarlos. Un gobierno le expropió su canal de televisión y él tuvo que exiliarse a Argentina, desde donde organizó una gran estafa financiera e intentó dar un golpe de Estado.

LOURDES OSORIO 

“Tudela miró a Lourdes y vio a una mujer tímida, asustadiza, ensimismada, con un sentido del recato y la dignidad, las piernas cruzadas, la mirada perdida en el horizonte, sin fijarse en nadie, una mujer con aire triste, ausente, que tal vez conocía los placeres del sexo pero que no parecía dispuesta a abandonarse a los juegos de la seducción y el coqueteo (…). Tenía un aire virtuoso, incorruptible.” 

Hija de un comerciante y una profesora de religión del Opus Dei, siempre quiso ser monja. Deseo que aumentó el hecho de que no empezara a menstruar hasta que no ingresó en el convento. Su vocación, sin embargo, no era tan fuerte como parecía y acabó torciéndose el día que la madre superiora se metió en su cama. Una vez fuera, conoció a Enrico Botto Ugarteche, periodista casado con el que mantuvo una relación bastante tormentosa. Tras quedarse embarazada de Alcides, inicia una dura y humillante batalla legal para que él reconozca a la niña. 

Su hija Soraya –o la niña ladilla, como empieza llamándola Balaguer– tiene 14 años y es orgullosa, terca e impertinente. No admite ni la más mínima concesión en su lucha para ser reconocida por Alcides, personaje, por lo demás, que desprecia con todas sus fuerzas. Es la más digna y valiente, y dice siempre lo que todos callan.
JAIME-BAYLY-La-lluvia-del-tiempo

Extractos de… La lluvia del tiempo 

« —Si de verdad eres un periodista independiente, invítame a tu programa. La voz de una adolescente que decía llamarse Soraya Tudela sonó altiva, desafiante. Al otro lado del hilo telefónico, Juan Balaguer se impacientó: 
—No soy un periodista independiente, soy dependiente del rating.» «— ¡Me chupa un huevo! —dijo Gustavo Parker—. 
¡Me chupa un huevo y la mitad del otro cómo quedemos o no quedemos ante la opinión pública! ¿Quieres que te diga una cosa, Juanito Balaguer? ¿Quieres enterarte de algo, muchachito? 
—Dime, Gustavo. — ¡La opinión pública es una puta! ¡La opinión pública es mi puta! ¡Yo me monto a la opinión pública y ella dice lo que yo le ordeno en mi canal!». 
«El consejo de Parker fue claro: «Mire, Balaguer, usted tiene que hacer lo contrario que el huevas tristes de Longobardi; usted no va a salir en Pulso para ganar amigos sino para ganar enemigos; usted tiene que lograr que sus preguntas sean un torpedo en el culo de los políticos que tenga enfrente, no se congracie con nadie, sea jodido y antipático y preguntón y caradura con todo el mundo. Ya verá que eso le va a gustar al público. La clave es no casarse con nadie, como hacía el viejo Téllez, y tener siempre una repregunta mejor que la pregunta. Hágame caso, Balaguer, Pulso no es un restaurante, es un ring de box, y aquí gana el que pega más fuerte y el más macho para pelear. No me falle. Haga preguntas con cojones y sáquele la mierda a todo el mundo.»
«Parker pensó El problema con el cholo Tudela no es que sea mentiroso, todos los políticos son mentirosos, el problema es que es bruto para mentir, se ha metido mucha coca y mucho trago este cholo pendejo y cree que todos somos unos huevones.»
«Balaguer pensó Por algo este cholo taimado e inescrupuloso va a ser presidente, sabe cómo se mueven las cosas en el Perú, sabe que con plata uno consigue lo que quiere y que en el mundo de la televisión todo es más fácil repartiendo coimas, aceitando, lubricando, suavizando las tensiones y disipando las dudas con un maletín de dinero en efectivo.» 
«— ¿Lo correcto?, ¿qué chucha es lo correcto? 
—preguntó retóricamente Parker, y se puso de pie, al parecer fastidiado—. 
¿Lo correcto?, ¿quieres que te diga qué es lo correcto?
 — caminaba con las manos en los bolsillos, mirando hacia su terraza, decorada con muebles confortables, cuadros de pintores renombrados y plantas bien cuidadas—. 
Lo correcto es llevarme bien con el próximo presidente para que no me cobre toda la plata que le debo en impuestos. Lo correcto es estar siempre bien con el gobierno de turno, no vaya a ser que, si nos peleamos, nos quiten la licencia o nos quiten la publicidad oficial, que son cien millones al año, y nos joden. Lo correcto, mi estimado Juan Balaguer, es ganar plata, o recuperar la plata que le di para su campaña al ladrón de Tudela. Eso es lo correcto.» 
«Cuando se sentía confundido, abatido, descorazonado, le pedía consejo a Parker, y siempre escuchaba algo alentador, un mensaje inspirado en la fortaleza que le parecía indestructible de su jefe, unas palabras que le recordaban que la tristeza y la complacencia con uno mismo son un lujo de perdedores y mediocres, que si quería ser un ganador como Parker tenía que ser duro, feroz, implacable, despiadado, no aspirar a ser querido ni popular, aspirar a ser temido, respetado, poderoso.» 
«—En el Perú nunca se sabe —señaló Parker—. 
En el Perú ganan siempre los más brutos, los corruptos, los mentirosos. En el Perú tener una hija negada no te jode la carrera política, y puede que incluso te dé prestigio. El cholo está vivito y coleando, el que está jodido eres tú. En el Perú, si eres un pingaloca y tienes hijos como balas perdidas, la gente vota por ti, porque eres lo que todo el mundo es, y hasta lo que todo el mundo quisiera ser. Pero si eres maricón, y si encima te culea un negro, estás jodido, Balaguer, estás jodido: nadie te va a querer, ni siquiera los maricones; con suerte los negros te mirarán con simpatía, pero ni siquiera, porque encontrar un negro marica es más difícil que dar con un borracho que sepa cuántos hijos tiene.» «Balaguer sentía que quienes gobernaban su vida eran los televidentes, no solo cuando veían o no sus programas, sino en todo momento: cuando salía a la calle, cuando se encontraba casualmente con algunos de ellos, cuando los imaginaba leyendo los periódicos o enterándose de los chismes que circulaban sobre él, había que estar siempre cuidándose, cultivando el mejor perfil, evitando que alguien pudiera pensar mal de él. La vida pública, la constante exhibición ante los ojos de los demás, lo condenaba, o así sentía Balaguer, a ser honrado, decente, virtuoso, ejemplar.» 
«—De acuerdo. Eso diré. ¿Tudela está al tanto de esto? 
—Plenamente. Totalmente. Te manda saludos. Ya se le pasó el rencor al cholo. El cholo te odia un día, se emborracha, te quiere pegar, te insulta, pero al día siguiente tiene una resaca del carajo y no se acuerda de nada y se le pasa. —Yo no le perdono lo que me hizo con el video, para serte franco. —Así es la política, Juan, no te lo tomes a pecho, el juego de la política es sucio, es una mierda, nadie sale limpio.» 

La crítica ha dicho sobre… 

Morirás mañana «Bayly ha dejado las historias autorreferenciales y ha cogido una pistola con silenciador para salir a matar.»
ENRIQUE PLANAS, El Comercio (Perú)

 «Más importan el brío de la narración, la gracia con que Bayly retrata a ese escritor misántropo que se convierte en un asesino en serie y, dominándolo todo, el humor que impregna el relato de ligereza y humanidad.»
FERNANDO CASTANEDO, Babelia – El País

«Bayly hace honor a su sólida fama de salvaje, irreverente y divertido (…). Más allá de la sátira y la intensa acción, la obra se sostiene sola por su buena escritura y gran montaje. Queda espacio para descripciones de una gran belleza poética y, sobre todo, para que crezca ante los ojos del lector una gran y dolorosa historia de amor.»
ERNESTO CALABUIG, El Mundo

«Una novela, desde luego amena, que no da tregua en el curso de la acción narrativa y que revela a un escritor con mucho oficio y excelentes dotes para contar, sin ataduras ni prejuicios de mayor o menor verosimilitud, el último y vengativo tramo de la existencia de un ser ególatra y depravado.»
LUIS ALONSO GIRGADO, El Ideal Gallego

El cojo y el loco

«Los actos de los protagonistas se relatan como si se tratara de sus autopsias psicológicas, aliñadas por un ritmo trepidante.»
CECILIA FRAILE, ABC

«La afirmación seguramente cierta de que el órgano sexual más importante del ser humano es el cerebro puede convertir una novela en un juguete erótico de primera.»
MARÍA FRAILE, El Correo Español

«Esta novela no es para ojos delicados. Bayly es un maestro de la provocación, que sabe escribir y que además de espantarnos nos hace reír.»
ERNESTO CALABUIG, El Mundo

«El escándalo ha ido siempre unido a la publicación de los libros de este presentador de TV y “enfant terrible” de las letras peruanas. A veces por difundir su bisexualidad, o por escribir que sentía celos de Monseñor Escrivá, porque le gustaría que su madre le quisiese tan incondicionalmente como adora a aquel. Por si el texto de esta novela no fuera suficientemente polémico, ha declarado que para los dos atletas sexuales se ha inspirado en su padre y en su ex suegro.»
MARÍA BENGOA, Las Provincias

La noche es virgen

«Ante el deslumbramiento lingüístico, el humor corrosivo, el cuajo técnico y el brío narrativo de esta novela, sólo cabe quedarse boquiabierto y disfrutar.»
EDUARDO MENDICUTTI, La Esfera

«Sin duda, hasta hoy, su mejor obra (...) Lasciva, fresca, ágil, esa habla limeña se convierte, de facto, en la auténtica protagonista de la novela (...) Un logro perfecto.»
LUIS ANTONIO DE VILLENA, Letra Internacional

Yo amo a mi mami

« Con esta novela Bayly demuestra que además de dominar el lenguaje vivo de la calle y el pulso de su tiempo, es capaz de bucear en sentimientos más profundos.»
BARCELONA REVIEW

El próximo jueves 27 de noviembre, Jaime Bayly presentará en Bogotá su nueva novela titulada La lluvia del tiempo en la Fundación Enrique Grau (Calle 94 # 7 - 48), a las 7:30 p.m. Comparto dossier de prensa para su conocimiento,
Los esperamos
JAIME-BAYLY-La-lluvia-del-tiempo


 --
Si te gustan nuestras actualizaciones no
olvides compartirlas y comentarlas
Siguemos
https://www.facebook.com/revistawhatsuponlinehttps://twitter.com/revistawhatsuphttp://www.linkedin.com/in/revistawhatsuphttps://www.vizify.com/sarah-lee-revista-what-s-up-virtualhttp://www.youtube.com/SarahLeePrensahttp://instagram.com/revistawhatsuphttp://revistawhatsup.tumblr.com/

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup @ / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Carreta Literaria - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE