sábado, 27 de febrero de 2016

Cinco Esquinas la nueva novela de Mario Vargas Llosa

autor book Cinco Esquinas escritor libro literatura MARIO VARGAS LLOSA NOVELA recomendados
Cinco-Esquinas
LA OBRA
Corren los años noventa y Lima se desangra entre los secuestros extorsivos y la violencia de Sendero Luminoso. El toque de queda obliga a Chabela a quedarse a dormir en la casa de su amiga Marisa. Y así, en medio de la noche, casi por casualidad y sin previo aviso, nace una pasión inconfesable. Las amigas se transforman en amantes.

Marisa está casada con el exitoso empresario minero Enrique Cárdenas, Quique para los amigos. Uno de ellos y muy bueno es Luciano, el marido de Chabela, un intachable y conservador abogado. Ambas familias representan lo mejor de la sociedad limeña. Y mientras las amigas se entregan a su aventura amorosa, Quique recibe en su oficina a Rolando Garro, el inescrupuloso director del semanario amarillista Destapes, que viene a enseñarle las comprometedoras fotografías de una orgía en la que el empresario participó hace tiempo y quiere olvidar. En principio, el periodista no parece dispuesto a extorsionarlo, pero la reputación de Quique está en juego y angustiado recurre a su amigo Luciano. Juntos deciden esperar la próxima jugada de Garro que no tarda en llegar.

Cuando Quique lo despacha con cajas destempladas y Garro publica las fotografías estalla finalmente el escándalo. Como si fuera poco, al día siguiente el cadáver de Garro aparece en el marginal barrio limeño de Cinco Esquinas. Y es allí donde irrumpen dos personajes cruciales. Por un lado, Juan Peineta, un anciano recitador de versos y mediocre excómico televisivo al que Garro llevó a la ruina en otra época con sus hirientes artículos y al que intentarán cargarle el crimen. Y por el otro, Julieta Leguizamón, alias Retaquita, implacable reportera y fiel discípula de Garro, que no se detendrá hasta conocer la verdad sobre el asesinato de su jefe. Sus denuncias van contra Enrique Cárdenas pero todo se alterará cuando la Retaquita reciba una inquietante llamada del Doctor, verdadero hombre fuerte en la sombra del régimen de Alberto Fujimori…

Cinco esquinas es una gran novela coral de ágiles diálogos y ritmo vertiginoso en la que el autor se sirve del marco y de algunos elementos del género negro —como bien hizo en el pasado con novelas como ¿Quién mató a Palomino Molero?, Lituma en los Andes o incluso la reciente El héroe discreto— para llevar el relato más allá de una trama detectivesca.

Heredero de la mejor tradición realista, Vargas Llosa traza aquí un implacable retrato del Perú de Fujimori. Pero Cinco esquinas no es solo una novela política o de denuncia. Es mucho más que eso. El agudo escrutinio psicológico al que somete Vargas Llosa a sus personajes, sin caer jamás en valoraciones morales ni juicios fáciles, abre el juego argumental a reflexiones de gran calado sobre la hipocresía y el cinismo, tanto de la clase dirigente como del establishment económico, o sobre la doble moral de unos y otros entre la esfera pública y la vida privada. Pero la novela también invita a reflexionar sobre la importancia de la libertad de prensa y los peligros de la adulteración informativa —cuando el periodismo degenera en sensacionalismo—, o ya de plano, en la manipulación política de los medios bajo regímenes corruptos.

Tan intensa y cautivadora como incómoda en su trasfondo, Cinco esquinas es el regreso del mejor Mario Vargas Llosa a su ámbito natural: la novela. Un regalo del Nobel peruano que se deja paladear con fruición y hará pensar al lector, tras un agridulce, desconcertante y ocurrente happy end.

Cinco-Esquinas
FRAGMENTOS
«—No me pregunte cómo llegó esto a mis manos, porque no se lo diré […]. Hay en esta ciudad, usted lo sabrá de sobra, gente que quiere hacerle daño. Por su prestigio, su poder, su fortuna. Esas cosas no se perdonan en el Perú. La envidia y el resentimiento florecen aquí con más fuerza que en cualquier otro país. Sólo quiero asegurarle que quienes quieren manchar su reputación y perjudicarlo no lo harán jamás a través de mí ni de Destapes…»

«¿Un chantaje de los terroristas? Improbable, Destapes no se metía en política, aunque hiciera a veces destapes personales de políticos. ¿Sería verdad que su director los hacía por encargo del Doctor, el jefe del Servicio de Inteligencia de Fujimori? Corría esa bola desde hacía tiempo, pero la Retaquita no se hubiera atrevido nunca a preguntarle una cosa tan delicada a Rolando Garro. Si Sendero Luminoso o el MRTA querían un periodista, hubieran raptado al director de El Comercio, de un canal de televisión, de RPP, no al dueño de una publicación tan pequeña como Destapes.»

«Su vida había estado día y noche en la cuerda floja: ¿no vivía en Cinco Esquinas, uno de los barrios más violentos de Lima, con asaltos, peleas y palizas por doquier? Muchas veces ella y su jefe habían bromeado sobre lo que arriesgaban con los destapes escandalosos en los que eran expertos. “Algún día nos pegarán un tiro, Retaquita, pero consuélate, seremos dos mártires del periodismo y nos levantarán una estatua”.»

«Te he contado esto porque te estimo, eres un antiguo amigo y ya no me quedan muchos. Creo que tú eres el último. No me gustaría que te enreden en algo feo, o, incluso, que te desaparezcan. Sabes de sobra que aquí desaparecen a la gente y no pasa nada porque la culpa de todo la tienen los terroristas. Tú verás lo que haces, hermano.»

«Paseaba sobre ella esos ojos aguanosos de color pardo, algo saltones, de los que emanaba una mirada glacial. Lo había visto en cientos de fotografías, pero ahora le pareció distinto: más viejo, más bajo que alto, unos cabellos que comenzaban a ralear y dejaban divisar fragmentos de su cráneo, los cachetes abultados, una boca abierta en una mueca de hastío o desagrado, un cuerpo que mostraba signos de obesidad en los pechos y en el vientre. Así que este era el amo y señor del Perú.»

«Cuando comenzó a correr en la prensa, entre las dos elecciones, que la Marina de Guerra haría pronto público su descubrimiento, Fujimori se aterrorizó. Ser japonés anulaba automáticamente su candidatura, la Constitución era inequívoca a ese respecto. En ese momento surgió, al parecer, el contacto con el Doctor de marras y el acorralado candidato […]. Desde entonces, el Doctor había sido el brazo derecho de Fujimori, y, como jefe del Servicio de Inteligencia, el presunto autor de las peores fechorías, tráficos, robos y crímenes políticos que se venían cometiendo en el Perú desde hacía diez años. Se decía que la fortuna que él y Fujimori tenían en el extranjero era vertiginosa.»
Cinco-Esquinas
LA CRÍTICA HA DICHO...
Sobre El héroe discreto:
«Por encima de las enseñanzas morales, del consejo de no claudicar ante la intolerancia y la tiranía —Vargas Llosa lleva muchos años advirtiéndonos de posibles chantajes— el lector se quedará extasiado ante la sonoridad del lenguaje, con su maestría en los diálogos, ante la perfección formal de la novela.»
Tomás Val, Mercurio

«Pocos laberintos tan amenos y tan razonables, a la vez, como esta novela de Vargas Llosa […]. Si en el inolvidable arranque de Conversación en La Catedral nos quedábamos sin saber cuándo se jodió Perú, en las páginas de El héroe discreto estamos en condiciones de enterarnos de cuándo empezó a arreglarse.»
José-Carlos Mainer, Babelia

«Vargas Llosa no sólo se sirve abiertamente del melodrama: lo subraya y enfatiza, tal vez porque percibe —sin olvidar que este molde aparece en grandes obras literarias y en la ópera del siglo xix— que ese formato nos brinda un acceso privilegiado para conocer y reconocer el modo como la sociedad modela nuestra educación sentimental.»
José Miguel Oviedo, Letras Libres

«No sólo regresa a otras obras suyas para aumentar la complicidad, sino que crea una dinámica nueva, una acumulación de intrigas y sorpresas que nos mantiene en vilo […]. Gozamos aquí, pues, de la maestría a que nos tiene acostumbrados el mejor Vargas Llosa.»
J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia (Cultura/s)

Sobre El sueño del celta:
«El sueño del celta reúne algunas de las mejores virtudes del escritor y se integra, además, en la estela de motivos temáticos fundamentales reiterados a lo largo de su obra.»
Ricardo Senabre, El Cultural de El Mundo

«Vargas Llosa no tiene rival: en El sueño del celta la tarea de lectura y documentación previa es ingente, descomunal y titánica. Pero jamás abruma al lector. He aquí el primer mérito de esta novela: contar una historia como si todo fuera verdad escondiendo la mentira. El segundo mérito estriba en el dominio absoluto y constante del creador sobre su criatura. Ha escrito novelas más complejas técnicamente, pero la estructura de esta queda perfectamente encajada en lo que el novelista se ha propuesto… Con un dominio absoluto de la novela, que empieza en 1903 y acaba en una cárcel de Londres en 1916, demuestra por qué la Academia sueca lo premió con el Nobel.»
Ricardo Baixeras, El Periódico

«El sueño del celta dibuja, con los recursos de la ficción, los despiadados entresijos del poder y la fuerza de la individualidad […]. La novela avanza envolvente, a ritmo impecable, y nos sumerge en una crónica sobrecogedora del despotismo, con unos personajes tan enraizados en su doliente y contradictoria humanidad que hacen de esta novela un gran regalo literario.»
C. Méndez, Expansión

«Una novela que aspira a abarcar todo el inabarcable espacio de la vida de un hombre […]. Con esa manera de contar de Vargas Llosa que emboba, arrastra, hipnotiza y demuestra una vez más que, en efecto, la muerte lo encontrará escribiendo, pues, pasados los setenta años, escribir un prodigio como El sueño del celta mueve a envidia, admiración ilimitada y aplauso cerrado.»
Francisco García Pérez, Información

«De nuevo en el mundo ficticio de Vargas Llosa se revela en toda su crudeza la verdad de las mentiras. Innecesarios los elogios.»
J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia (Cultura/s)

Sobre Travesuras de la niña mala:
«Una novela de amor de hoy, de erotismo, con encuentros, separaciones, sufrimientos, engaños, entrega, y también mucha verdad, y en la que Vargas Llosa, a modo de entomólogo, analiza minuciosamente la condición humana, como su gran admirado Flaubert en La educación sentimental, obra que se cita en la novela, entre otras muchas referencias literarias a las que alude el autor. Y es que la idea de novela para Vargas Llosa es “la experiencia totalizadora de la condición humana”.»
El País

«La niña mala recuerda a los amorosos de Sabines: buscan la felicidad sin nunca encontrarla, pues encontrarla equivaldría a perderla sin remedio. Muy recomendable esta novela, en apariencia modesta, pero que en realidad rasca con saña exquisita en nuestros más íntimos deseos y frustraciones domésticas.»
Javier Munguía, Revista de Letras

Sobre El Paraíso en la otra esquina:
«Dada la maestría de Vargas Llosa, el resultado no es que sea valioso, sino que resulta fascinante; no es una novela grande sino dos grandes novelas, dos narraciones históricas […]. Libro magistral, que son dos, como dos son los paraísos aquí evocados.»
Rafael Conte, El País

«La tarea de documentación e investigación que está detrás de su construcción es realmente impresionante, y no menos el modo perfecto como realiza la fusión entre lo real y lo ficticio […]. En cuanto a las proporciones épicas que sus relatos pueden alcanzar, tal vez no haya ahora nadie en nuestra lengua que lo pueda superar.»
José Miguel Oviedo, ABC Cultural

«La novela de Vargas Llosa es una prueba de su capacidad para recrear imaginativamente el pasado y permitirnos extraer, como lectores, varias y aún contradictorias opciones morales.»
Joaquín Marco, El Mundo

Sobre La Fiesta del Chivo:
«Mario Vargas Llosa ha vuelto a la novela histórica con el arte acumulado tras su ya extenso periplo literario. El resultado es un libro espléndido, de lo mejor que ha dado su innegable talento.»
Joaquín Marco, El Cultural de El Mundo

«Esta novela atrapará a todo aquel que caiga en sus fauces. El festín narrativo organizado por el autor invita a continuar insomne hasta el último lamento de esperanza final […]. Podemos disfrutar, una vez más, de un talento torrencial, el que se vierte en las voces y acontecimientos de una obra llena de incertidumbres morales.»
Andrés Magro, Diario 16

«El doctor Vargas Llosa ha escrito mucho más que la historia de una magnicidio […]. Esta es la vuelta triunfal a su mejor literatura.»
Javier Aparicio, El Periódico

«No sólo recupera una tradición, la de la novela del dictador, que encuentra sus raíces esperpénticas en Tirano Banderas de Valle-Inclán, sino que regresa asimismo a la que para muchos es su mejor etapa como escritor, la de las novelas de compleja construcción y amplio desarrollo que se inicia con La ciudad y los perros y se cierra con La guerra del fin del mundo.»
J. A. Masoliver Ródenas, La Vanguardia

«Pletórico de imaginación, técnica narrativa y altura de pensamiento, vuelve el mejor Mario Vargas Llosa con La Fiesta del Chivo, una feroz crítica de la tiranía impuesta por Trujillo a la República Dominicana y una excepcional novela sobre la corrupción que envuelve cualquier forma absolutista de ejercicio de poder.»
Francisco García Pérez, La Nueva España

Sobre La civilización del espectáculo:
«Es un manifiesto moral, como dice De la Concha, y es sobre todo la confirmación de que cuando se pone “pensativo” Vargas Llosa da de sí estas cartas de batalla que él luce como una espada que deja ahí con un entusiasmo que los años no le quitan. Cuando quería ser presidente de Perú, por las noches leía a Góngora. Aún lo hace, para ordenar el mundo, pues el mundo está mal hecho, dijo anoche, como dijo en su día Jorge Guillén. El mundo está mal hecho, leamos literatura, busquemos en la cultura los argumentos para huir de la pena de vivirlo.»
Juan Cruz, El País

«Un libro de un ensayista de la talla de Berlin, Camus, Aron, Ortega, Paz, Popper, Bobbio; de los que, sin andamiajes, afrontan, en el decir orteguiano, en corto y por derecho, los auténticos, e inquietantes, temas de nuestro tiempo. Soberbio.»
Fernando Rodríguez Lafuente, ABC Cultural

«En realidad, sólo ha pretendido, en este libro importante, analizar qué le ha sucedido a la mal llamada “alta cultura”: punta de la pirámide cultural de las naciones civilizadas, última garantía del progreso espiritual de los pueblos y los hombres.»
Jordi Llovet, Babelia

«Los artículos de opinión (desde 1995) que salpican el ensayo ponen de manifiesto la permanencia de una misma perspectiva, siempre en defensa de la libertad y la educación y contraria a la charlatanería nociva o el oscurantismo, sea cual sea su vistoso disfraz [...]. Vargas Llosa no es un catastrofista derogatorio; sabe y repite que nuestro mundo es en muchos aspectos mejor de lo que nunca ha sido. Por eso vale la pena reparar en su advertencia y no tomarla con irónica condescendencia.»
Domingo Ródenas de Moya, El Periódico

«Vargas Llosa mantiene una aguda capacidad de observación y conserva su compromiso con la complejidad y con el poder de la literatura.» 
Daniel Gascón, El Heraldo de Aragón

Sobre La verdad de las mentiras:
«De este libro de Vargas Llosa interesan muchas cosas; es formidable como ejercicio crítico, pero también como testimonio intelectual y como homenaje a la ficción.»
José María Pozuelo Yvancos, Blanco y Negro Cultural

«Se trata de ensayos escritos con pasión, como si estos novelistas del siglo xx formarán parte de un Congreso en el que el tema fuera cómo escribir excelentes novelas.»
Joaquín Marco, El Cultural de El Mundo

Sobre Cartas a un joven novelista:
«Igual que determinados artículos de los sucesivos volúmenes de Contra viento y marea (o que sus libros sobre Victor Hugo o sobre Onetti, o que algún libro en apariencia menor, como las Cartas a un joven novelista), esos libros contienen la más compleja, apasionada y persuasiva visión de la novela y del oficio de novelista de la que tengo noticia; también contienen el mejor estímulo que un novelista puede encontrar para escribir, un estímulo solo inferior al que contienen las propias novelas de Vargas Llosa.»
Javier Cercas, El País

«Ahí está su pensamiento y concepción de la novela. Dice cómo el narrador tiene que ir transmutando el espacio y el tiempo en el que transcurren las novelas, haciendo una ficción de ellas para emanciparse de ese modo de la realidad aparente y lograr la autonomía que tiene que tener la obra literaria.»
Víctor García De La Concha, ABC

Mario-Vargas-Llosa
EL AUTOR
Mario Vargas Llosa, premio Nobel de Literatura 2010, nació en Arequipa, Perú, en 1936. Aunque había estrenado un drama en Piura y publicado un libro de relatos, Los jefes, que obtuvo el Premio Leopoldo Alas, su carrera literaria cobró notoriedad con la publicación de La ciudad y los perros, Premio Biblioteca Breve (1962) y Premio de la Crítica (1963). En 1965 apareció su segunda novela, La casa verde, que obtuvo el Premio de la Crítica y el Premio Internacional Rómulo Gallegos.

Posteriormente ha publicado piezas teatrales (La señorita de Tacna, Kathie y el hipopótamo, La Chunga, El loco de los balcones, Ojos bonitos, cuadros feos, Las mil noches y una noche y Los cuentos de la peste), estudios y ensayos (como La orgía perpetua, La verdad de las mentiras, La tentación de lo imposible.

El viaje a la ficción y La civilización del espectáculo), memorias (El pez en el agua), relatos (Los cachorros) y, sobre todo, novelas: Conversación en La Catedral, Pantaleón y las visitadoras, La tía Julia y el escribidor, La guerra del fin del mundo, Historia de Mayta, ¿Quién mató a Palomino Molero?, El hablador, Elogio de la madrastra, Lituma en los Andes, Los cuadernos de don Rigoberto, La Fiesta del Chivo, El Paraíso en la otra esquina, Travesuras de la niña mala, El sueño del celta, El héroe discreto y Cinco esquinas.

Ha obtenido los más importantes galardones literarios, desde los ya mencionados hasta el Premio Cervantes, el Príncipe de Asturias, el PEN/Nabokov y el Grinzane Cavour.
Cinco-Esquinas
Cinco-Esquinas
--
 revista-whats-up

Sarah Lee Méndez

Directora / Jefe de Prensa / Editora Contenido / Fotógrafa / Twitters: @AnastasiaLeeEdi @revistawhatsup @ / Instagram @sarahleefotografia

Con más de una década de experiencia en relaciones públicas, manejo de redes sociales, CM, diseño de Blogs, fotógrafa para eventos.

Suscribete vía Email / Es importante para nosotros!

 

VISITA OTRAS SECCIONES

  • Copyright © Carreta Literaria - Whats Up™ REVISTA WHATS UP.
    / AFICIONES COLOMBIA DISEÑO SARAH LEE